Siempre es bueno pasear a tu pequeño; que respire aire fresco, que le dé el sol, que se familiarice con el entorno… Este tipo de cuestiones, a priori tan simples, son importantes para su desarrollo físico y psíquico pero los papás no pueden llevar al pequeño todo el rato a brazos, sino que necesitan una silla de paseo en la que poder sentarle. Cuando los pequeños nacen tienen que estar en posición horizontal, con la cabeza apoyada adecuadamente porque todavía no está formada del todo; pero a medida que crecen, pueden comenzar a incorporarse y estar en una posición más vertical. Por eso, existe el carrito de bebé con posiciones adaptables,para que puedas tumbarlo, incorporarlo o sentarlo según el momento y según la edad. ¿Quieres saber qué tipos de coche de niño hay? Pues vamos a verlo.

Maclaren Volo Cardinal

Maclaren Volo Cardinal

¿Qué silla de paseo deberías comprarle a tu bebé? Es una decisión muy importante, puesto que durante todo el trayecto el bebé irá sentado en la silla y q...

Gran variedad de sillas de paseo de bebé

Hasta hace relativamente poco, los cochecitos para bebés eran muy convencionales; los había con capazo y los había con silla pero, hoy en día, las innovaciones del mercado y las exigencias de los papás y mamás primerizos han dado lugar a una cantidad infinita de modelos de silla de paseo.

Sillas dobles para gemelos, sillas clásicas o sillas con una sola rueda delantera son solo algunas de las diferentes opciones que hay. Las hay lisas y estampadas, de colores vivos y en tonos más pastel, más grandes o más pequeñas, fijas o adaptables… Algunas tienen accesorios incorporados, como por ejemplo una sombrilla o un chubasquero antilluvia, y otras solo tienen las prestaciones básicas.

También existen cochecitos para bebés con o sin saco incorporado y hay que tener en cuenta que este  accesorio es muy importante porque, gracias a él, podrás evitar que tu pequeño se someta a cambios bruscos de temperatura. Si lo prefieres, puedes elegir una manta convencional y enrollar al niño en ella pero el saco te permitirá fijarlo al carrito y evitar que el aire le entre por algún regocijo. Dicho esto, vamos a ver qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una silla de paseo.

Factores relevantes para comprar una silla de paseo

Lo primero que tienes que saber es que el tamaño del bebé es importante porque cuando este comience a crecer tendrás que cambiar de cochecito. Nada más nacer, tu pequeño puede estar tumbado en su carrito de bebé y, poco a poco, podrás ir incorporándolo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los carros con posición adaptable suelen ser con capazo, por lo que cuando tu hijo o hija cumpla los dos años tendrás que comprarle un carro de sillita.

También es importante tener en cuenta que los nenes son muy propensos a sufrir constipados o a que su piel se queme con el sol. A la hora de comprar su silla de paseo debes fijarte en que esta lleve un pequeño toldo o sombrilla, si tiene para sujetar un saco, si tiene para poner un protector antilluvia… Todas estas cuestiones que pueden parecer secundarias son relevantes porque la climatología es lo que realmente pondrá a prueba la calidad del cochecito.

Además, es importante que cuente con los arneses correspondientes para fijar a tu pequeño a la silla de paseo y evitar que se mueva más de lo conveniente, se caiga o incluso se escape y salga corriendo.  Su seguridad es lo primero. Asimismo, es importante que el coche de niño tenga freno porque será importante evitar que el carro se mueva si, en un momento determinado, te despistas y lo sueltas.

El carrito lo vas a utilizar para ir al parque, de vacaciones o simplemente para pasear por la calle y, puesto que tu pequeño va a pasar ahí grandes ratos, es importante que sea seguro. Fíjate en  el etiquetado para descubrir si tiene el marcaje CE, indicador de que ha superado las exigencias de los diferentes organismos nacionales e internacionales. Esta seña es el indicador de que el carrito ha superado las pruebas a las que el fabricante lo ha sometido.

Todas las sillas de paseo de bebé tienen que ser de calidad, con unos acabados que garanticen la seguridad de los más pequeños de la casa, así como también su comodidad en todos los desplazamientos, para que puedan descansar si lo necesitan de una forma satisfactoria para ellos y para sus papás. La gran mayoría de estas sillas tienen un precio económico y accesible para todos los bolsillos aunque, cuantas más prestaciones quieras, más subirá su precio.

Ahora que ya sabes qué tienes que tener en cuenta y los modelos que hay, ponte a buscar la silla perfecta para ti y para tu pequeño. ¡Verás como no te arrepientes de haberla comprado!

Igual también te interesa echar un vistazo a

  • Chupetes: Los niños van perdiendo los chupetes por cualquier parte. Por eso es bueno tener varios en casa, porque así sabrás que tu pequeño siempre tendrá un chupete que llevarse a la boca en lugar de morder cualquier otra cosa.